Armarios Vellisa. Armarios empotrados en Madrid.

¿Se puede comprar un armario empotrado sin examinar el funcionamiento de las puertas y el resto de las calidades? 

Sí, lo mismo que se puede cruzar una carretera sin mirar a los lados. Confiar en las apariencias suele engañar, por eso, conviene desconfiar hasta que la demostración de la realidad demuestre que se puede confiar.

Hay que tener en cuenta que un armario empotrado que esté reforzado para durar muchos más años en perfecto estado, al final, es más económico que otro que dure la mitad de tiempo.

En armarios empotrados tiene mucha importancia la duración sin averías (desajustes, grietas, roturas, deterioros estéticos, desgastes, etc.) a muy largo plazo, por eso, conviene preseleccionar primero por calidad funcional, que es la que repercute en la duración en perfecto estado y después por calidad estética, con el fin de relacionar; duración, estética y precio, para sopesar si compensa o no, pagar un poco más.

¿Que diferencia hay entre un armario convencional o exento y un armario empotrado?

Un armario convencional o exento es el que no llega hasta el techo, ni queda unido a una pared lateral ni a la pared trasera. Son muy útiles para pisos de alquiler porque se pueden transportar a otra vivienda.

Entre la trasera del armario y la pared suele quedar espacio por estar las paredes deformadas o el suelo desnivelado, para evitar que se acumulen ácaros conviene mover el armario para limpiar esa zona, por eso, es recomendable que las partes que tocan el suelo tengan Fieltro para poder deslizarlo sin arañar la Tarima, el Parquet o (aunque es menos posible) el Gres porcelánico.

Un armario empotrado a medida es el que queda unido por lo menos al techo y a la trasera. Aunque no tenga pared en uno o en los dos laterales (costados) y quede uno o dos costados del armario (vistos) a la vista, también se llama armario empotrado.

Los armarios empotrados no se suelen transportar, porque al ser a medida hay pocas posibilidades de que coincida en ancho y en altura con el espacio en otra vivienda. Además, una vez instalado pasa a formar parte del continente, es decir, se suma al valor de la vivienda, queda incluido en el patrimonio. Por eso, en un armario empotrado a medida es prioritario la duración en perfecto estado a muy largo plazo.

¿Lo bueno se quiere demostrar y lo malo ocultar? 

La respuesta es evidente, no hace falta decirla. Por lo tanto, conviene examinar primero la máxima calidad funcional en cuanto a duración sin averías y aprovechamiento del espacio. Y así, con esos conocimientos, los detalles que descubren las deficiencias o los defectos de una calidad funcional inferior, no pasarán desapercibidos.

¿Hay que ir de tienda en tienda para escoger un armario empotrado? 

Hoy en día se puede ir de Web en Web para preseleccionar y después de tienda en tienda para escoger. La huella digital da más información, porque lo malo no queda oculto y lo bueno es dicho por muchas personas a través de internet. Por eso, conviene poner en los buscadores el nombre de la empresa para averiguar qué información hay sobre ella y en el caso de no aparecer reseñas de Google, cuanto menos es sospechoso, porque quien tiene buena reputación quiere mostrarla, no ocultarla.

¿Cómo escoger el contenido del interior? 

Un dibujo a escala (a su tamaño proporcional) del interior del armario facilita ver los espacios y así, es más fácil escoger (por ejemplo) si prefiere más cajones o más estantes, si más espacio para ropa corta o más para ropa larga, si mejor a la izquierda o a la derecha.

¿Qué modelo de puerta escoger?

A) Tablero melamina: Liso o con algún junquillo sobrepuesto de madera o embutido de aluminio en color aluminio brillo o blanco lacado.
B) Tablero barnizado sobre chapa de madera, en uno u otro color. Liso o con ranuras. También puede ser color muestra, copiando cualquier color.
C) Tablero Lacado: Puede ser liso, o con ranuras en forma de pico gorrión o media esfera. Pueden ser verticales u horizontales. Con dos, cuatro o seis ranuras. También puede ser color muestra, copiando cualquier color.
D) Espejo: Si tiene tres puertas, un espejo en la puerta central evita la incomodidad de tener que ir a donde esté un espejo con la ropa en la mano. Si tiene dos puertas, el espejo puede estar en las dos ocupando todo el espacio a estilo clásico. Y si quieres que parezca más moderno, el espejo puede ocupar 3/5 partes centrales, es decir, una parte de tablero arriba, espejo en el centro y una parte de tablero abajo. También se puede decorar el espejo con dos o tres junquillos de madera o de aluminio blanco, separados 3/5 partes. No se recomiendan tres junquillos para no quitar visión del cuerpo entero.
E) Cristal: Al brillar parece más limpio, tiene un aspecto moderno. Armarios Vellisa tiene un cristal blanco en el que no se notan las huellas.

Armarios Vellisa puede hacer cualquier modelo de puerta, solo tiene que darnos una foto y lo hacemos, tal cual.

¿Cuánto cuesta un armario empotrado a medida? 

Depende de la altura, el ancho, el fondo, el modelo de puerta, los materiales (cristal, espejo, lacado, melamina, etc.) y el contenido de interior. En la mayoría de los casos hay que sumar el desmontar el armario actual y quitar tabiques, por eso, lo más conveniente es solicitar un presupuesto (gratuito y sin compromiso) ajustado a la realidad, para evitar dejarse confundir escogiendo primero por precio, porque un precio menor a la larga puede ser más caro por los gastos en reparaciones o por tener que renovarlo a los pocos años. Hay que tener en cuenta que no se trata de hacer un gasto, es hacer un negocio (es una inversión que incrementa el valor de la vivienda) procurando una rentabilidad. Y eso, se consigue cuando lo que se compra da beneficios a largo plazo, por permanecer el armario en perfecto estado después de muchos años. Beneficio a corto plazo y perjuicio a largo plazo es 0 beneficios.

Autor: Eugenio Martínez

COPYRIGHT: Queda prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medido sin la autorización escrita de Corvellisa S.L.U. www.armariosvellisa.com